West Ham: Parte de la historia

Se acerca el mundial y dado que por Upton Park las aguas están calmadas, incluso en cuanto a rumores, creo que hoy es un buen día para hablar de tres leyendas del West Ham que hicieron historia en 1966.
Situémonos en el Estadio de Wembley el día 11 de julio de 1966. La selección inglesa comienza su andadura en “su” Copa del Mundo y lo hace entrenada por Alf Ramsey. El debut dejó sensaciones encontradas ya que el empate a cero ante Uruguay no satisfizo a ninguno de los presentes. El siguiente partido enfrentó a ingleses y mejicanos y esta vez, guiados por un buen Bobby Charlton, Inglaterra se hacía con su primera victoria en el mundial: dos a cero.
Mismo resultado se dio en el enfrentamiento ante los franceses, con goles de Hunt. Al final, Inglaterra pasaba como primera de grupo y su rival en cuartos de final sería Argentina.
El partido se disputó ante noventa mil espectadores en Wembley el 23 de julio y es aquí donde se empieza a actuar una de las leyendas: Geoff Hurst. Inglaterra venció por uno a cero con un gol del delantero del West Ham, el cual no sabía lo que aún estaba por venir.
En este partido, el seleccionador Ramsey alineó a los tres “hammers” que convocó a la cita mundialista: el capitán Bobby Moore, el mencionado Geoff Hurst y Martin Peters, otro delantero de leyenda perteneciente a la disciplina del West Ham.
Ya en semifinales Inglaterra debía jugarse el pase a la final con la selección de Portugal de Eusebio. La selección de los "tres leones” no acusó la responsabilidad y guiados, otra vez, por Bobby Charlton (que anotó los dos goles), alcanzaron la deseada final que disputarían en Wembley ante su público. Al final, el resultado fue de dos a uno. Eusebio anotó el gol de Portugal y acabaría como máximo realizador del mundial con nueve goles.
Por fin, llega la final ante la temible Alemania Federal de Franz Beckenbauer. Es aquí donde se forjó la leyenda de los tres jugadores del West Ham. Seguro que nadie olvidará los ¡¡tres!! goles de Hurst (el segundo es archiconocido ya que no entra), ni el gol de Peters y por supuesto que nadie borrará de su mente la imagen de Bobby Moore levantando la Copa Jules Rimet que les confirmaba como campeones del mundo.
Inglaterra derrotaba por cuatro a dos a Alemania Federal y se proclamaba campeona ante más de noventa mil ingleses que abarrotaban el estadio de Wembley y todo gracias, en parte, a tres jugadores que hicieron un partidazo para dar a su selección su primer entorchado mundial.
Esto es solo un breve comentario de un hito histórico (se puede buscar, y encontrar, mucho más) en el que tuvieron gran parte de “culpa” tres grandísimos jugadores que representaban a su patria mientras vestían la camiseta del West Ham. Este es uno de los muchos motivos por el cual el club del este de Londres es uno de los más grandes (en su medida), más valorados y más queridos de Inglaterra.
Como “postre” os dejo unos links espectaculares de Peters y Hurst hablando de la final y otro del resumen del partido con Moore levantando la copa.


2 comentarios to "West Ham: Parte de la historia"

Publicar un comentario