MAN UTD 3 - 0 West Ham

Demasiado rival

WEST HAM UNITED:
Green, Spector, Gabbidon, Upson, Ilunga, Parker, Boa Morte (Stanislas 90), Noble, Faubert (Barrera 62), Dyer (Piquionne 75), Cole
Subs: Stech, Da Costa, Kovac, McCarthy
GOLES: 1 – 0 Rooney (p) (min.34); 2 – 0 Nani (min.50); 3 – 0 Berbatov (min.69)

Se antojaba un partido difícil y así fue. El West Ham apenas se acercó a la portería defendida por Van der Sar durante los noventa minutos y cuando pisaba el área local, no finalizaba las jugadas. Ese, junto a los problemas defensivos, está siendo uno de los motivos de este mal comienzo de temporada.
El partido comenzó con un Manchester United que dominaba sin problemas pero que tampoco lograba crear jugadas de verdadero peligro. El West Ham hacía su trabajo, se replegaba bien e intentaba salir a la contra pero con poca fe y menos suerte. La primera llegada clara fue de Nani, que con un fuerte disparo desde fuera del área hizo emplearse a fondo a Green, que engañado por el efecto, tocó la pelota y ésta se estrelló en el travesaño. En el minuto 27 llegó la mejor de los visitantes en la primera parte. Dyer, el mejor de los hammers el pasado sábado disparó contra el lateral de la red tras una jugada de contraataque.
A los cinco minutos de esta acción el partido comenzó a romperse y a dirigirse en una sola dirección. Giggs (¿quién diría que tiene 36 años?) recibió la pelota en banda izquierda e intentó regatear a Spector dentro del área. El americano mete la pierna pero antes de que haya contacto la aparta pero el árbitro pica y señala penalti. Ayuda a los de Ferguson que no necesitan pero así es el fútbol. Rooney, que llevaba meses sin anotar un gol (ni con su equipo ni con la selección), rompió su racha e hizo subir el primero al marcador. Tal y como se desarrolló el partido, lo más seguro hubiese sido la victoria local pero si el árbitro no falla en su decisión, el West Ham podría haberse ido al descanso con el empate y haber visto el partido de otra manera, pero ya no hay vuelta atrás.
Poco más ofreció la primera parte desde esta jugada y así se fue el partido al descanso.
En la segunda mitad, los locales salieron con fuerza para sentenciar cuanto antes y evitar posibles sorpresas y con tan solo cinco minutos transcurridos, Nani hizo el segundo tras quedarse solo delante de Green y fusilar al fondo de las mallas. Dos a cero y la empresa era aún, si cabe, más difícil.
Aún con todo, los de Grant tuvieron alguna opción de marcar. En el minuto 55 Dyer recogió una pelota en la frontal del área y se sacó un buen disparo que se estrelló en el palo y en el 88, con el tres a cero ya en el marcador, Piquionne tuvo otra y casi sin ángulo disparó duro pero Van der Sar respondió bien.
En el 62 entró Barrera por Faubert y volvió a dejar algún destello. Puedo entender que Grant apostase por el francés en el interior para que bajase a ayudar en defensa pero espero que no sea lo normal. Lo que no tiene explicación aparente es que jugando con un 4-5-1, Boa Morte sea parte del “trivote” y Dyer se desempeñe en banda izquierda. En fin, Grant sabrá.
Volviendo al partido, Berbatov, en una nueva jugada de ataque del ManU hizo el tercero en el minuto 69. Desde entonces, los de Ferguson ya bajaron una velocidad y se dedicaron a dejar pasar los minutos comprendiendo que el juego del West Ham no les estaba haciendo daño de ninguna manera. En el 75 Piquionne entró por Dyer y en el 90 Stanislas sustituyó a Boa Morte. Al final resultado comprensible y otra derrota más que hunde al equipo en la última posición, empatado a puntos con el Stoke City.
Se podía intuir que este partido no era para que el West Ham ganase, es más, hace muchos años que los hammers no pueden luchar contra equipos que se escapan de su liga, de su poderío. Ahora mismo no se puede ser positivo, es cierto, pero tampoco negativo. Se han perdido los tres primeros partidos pero no hay que desfallecer, además ya te has quitado la visita a Old Trafford y Villa Park, dos plazas difíciles. Lo único, el tropezón ante el Bolton, pero los de Owen Coyle llevan siete años llevándose los tres puntos de Boleyn Ground.
Con todo esto quiero reafirmarme en que no hay que hundirse ni pensar en que la temporada va a ser un fracaso, eso sí, las metas van a ser muy simples y puede que decepcionantes, pero no hay dinero (lamentablemente es lo que prima a día de hoy en el fútbol) para más, así que centrémonos en la salvación. Pongámonos esa meta y si se logra pronto y si pueden llegar más cosas, lo celebraremos pero seamos realistas.
El resumen del partido aquí, junto con el resto de la jornada Premier.


3 comentarios to "MAN UTD 3 - 0 West Ham"

  • Me tiene muy preocupado el West Ham, club al que es imposible no tomarle cariño. Más allá de eso me parece magnifico el análisis, y el mensaje de tranquilidad en estas horas complicadas. Es sabido que 2 victorias seguidas en Premier League te hacen escalar varias posiciones. Esperemos unas 10 fechas para preocuparnos más o hacer pronósticos. Saludos!!!

  • @Nico: La verdad que el comienzo del West Ham no puede ser peor pero ponerte negativo solo consigue ponerte nervioso y contagiarlo así que los jugadores y cuerpo técnico debe mantener la calma. Grant ya ha mandado un mensaje de tranquilidad a la afición. Queda mucho!

  • Así es! Muchas gracias por pasar y dejarme un mensaje en mi Blog, es un placer para mi. No te preocupes por el tiempo, ya he comprobado lo dificil que es a veces tomarse un minuto para crear una entrada... mucho mas para repasar todos los Blogs que uno sigue!!!
    Un gran abrazo, y animo que mejoraran las cosas pronto.

Publicar un comentario