Análisis de las caras nuevas

Ya se cerró el mercado de fichajes y los rumores que durante todo el verano llevan a los jugadores de un lado a otro. El seguimiento del mercado es entretenido y a veces incluso ilusionante dependiendo de los nombres que suenen para tu equipo pero al final deseas que se cierre el plazo de compra-venta para poder analizar y ver con que dispone tu club.
Pues bien, llegado ese momento toca analizar los movimientos en el mercado del West Ham, en un verano en el que han surgido muchísimos rumores y que al final tampoco han cambiado tanto la plantilla hammer.
En el capítulo de altas, el primero en llegar fue Thomas Hitzlsperger. El centrocampista alemán viene de jugar media temporada en la Lazio, donde recaló tras no contar para el técnico del Stuttgart. “Der Hammer”, como es apodado, fue convocado por su selección tras el mundial de Sudáfrica y volvió a Londres lesionado y todavía no ha podido debutar pero se le espera con ganas tras los tres primeros partidos. Para mí, es el mejor fichaje del West Ham aún sin saber cómo va a responder.
El segundo en llegar fue el mejicano Pablo Barrera. El extremo de 23 años llega a Inglaterra como una fuerte apuesta del club londinense y se espera que cumpla las expectativas creadas entorno a su fichaje. Puede ser una de las sorpresas aunque creo que necesitará un periodo de aclimatación debido a las grandes diferencias entre el fútbol inglés y el mejicano. En definitiva, su fichaje se ve como una apuesta de futuro.
El siguiente en llegar vino horas después del fichaje de Barrera y fue el delantero francés Frédéric Piquionne. El jugador del Olympique de Lyon mostró cierto nivel la temporada pasada en Portsmouth, donde estuvo cedido y bajo el mando de Avram Grant, y los dirigentes hammers han creído en él para esta nueva temporada. No es un goleador (marcó cinco goles en 34 partidos con el Pompy) y por ello no puede jugar solo pero puede ser el complemento ideal de Cole.
El cuarto en llegar fue Tal Ben-Haim. El central israelí, procedente del Portsmouth (también), ha recalado en el West Ham en calidad de cedido y hasta el mes de enero. Es un central que ya ha vivido su mejor época y ahora se ha convertido en un central del montón, limitado y lento. Es una contratación superflua para mi gusto pero parece que Grant ha preferido cubrirse las espaldas por posibles lesiones de Gabbidon o Upson.
El póker de fichajes lo completó Winston Reid, uno de los descubrimientos del mundial gracias a su gol ante Eslovaquia en el último momento y por la labor, un tanto sorprendente, de su selección, Nueva Zelanda. Procede del FC Midtjylland danés y tiene 22 años, con lo que, al igual que Barrera, supone un jugador de futuro. En lo poco que le he podido ver me ha parecido un central sobrio y fuerte que va bien al corte y seguro que los consejos de Upson le van a venir de fábula para subir su nivel. Creo que sorprenderá a más de uno.
Victor Obinna es otro de los jugadores que vestirá este año la “claret & blue”. Lo hará en calidad de cedido durante todo el año procedente del Inter. Aportará velocidad pero poco más si nos basamos en su temporada en el Málaga, donde las críticas fueron muy superiores a los halagos. Igual el movimiento tan dinámico de la Premier favorece sus características pero tengo consumadas dudas de ello. Poca esperanza tengo en el nigeriano.
Una vez ya cerrado el mercado, el West Ham confirmó dos últimas incorporaciones. La más llamativa la del lateral danés Lars Jacobsen, que procede del Blackburn, con lo que conoce la liga y su adaptación no será ningún problema. Con su contratación se da por seguro que Spector, este año, va a ser el reserva de Ilunga en banda izquierda entre otras cosas porque no hay otro. El otro jugador que se anunció en el comunicado oficial fue el portero belga Ruud Boffin que procede del MVV Maastricht y el cual es toda una incógnita para mí y para casi todos.
En definitiva, los nuevos presidentes no han traído a ningún jugador de relumbrón (sonaron Beckham, Henry o Riquelme y se agradece que no hayan venido) ni ningún jugador que aumente de forma notable el nivel de la plantilla pero cuando no hay dinero y las dificultades aprietan no se puede hacer más. No han sido unas malas incorporaciones, ni mucho menos, pero ahora habrá que ver que tal funcionan en su nuevo club y con sus nuevos compañeros.


3 comentarios to "Análisis de las caras nuevas"

  • Las caras nuevas no son muy ilusionantes... a ver si al menos se salva la categoría sin sufrir demasiado. Good Luck!

  • Creo que dentro de las posibilidades monetarias del West Ham, fichó lo mejor que pudo. Si bien no hay cracks a la altura de Carlos Tévez, en su conjunto todos estos jugadores pueden aportar bastante. El comienzó de la temporada no ayuda demasiado para una adaptación en paz, pero hay que esperar un poco más. En 5 o 10 partidos se tendrá mayor claridad del panorama, y se trabajará en base a ello. Saludos!!!

  • @Billy: La verdad que no son ilusionantes, no, pero a ver que rendimiento pueden dar. Esa es la incógnita.
    @Nico: Es que es eso, no hay dinero para más y habrá que tirar hacia delante con lo que hay, algo que ya va siendo habitual.
    Saludos!

Publicar un comentario