No traigan a cualquiera


Eran otros tiempos o... eso esperamos
imagen: whufc.com

Hace unos meses, cuando el West Ham perdió la categoría y se aseguró que esta temporada jugaría en Championship, escribí un artículo en FutbolBritanico.com en el que decía que el descenso debía servirnos para empezar un nuevo proyecto casi desde cero.
Obviamente, no me alegraba de la caída de mi equipo pero fui positivo y confié en que el caer a Championship podía ser interesante para poner buenos cimientos y regresar a la Premier más fuertes que nunca.

Para lograr este objetivo, Sullivan y Gold son fundamentales. Empezaron bien fichando a Allardyce, ofreciéndole un contrato de dos años que, con total seguridad, será ampliado si consigue ascender. “Big Sam” conoce el fútbol inglés desde hace muchos años y así hemos podido olvidar experimentos como el de Avram Grant.
Después de Allardyce llegaron los nuevos jugadores y con nombres como los de Nolan, Taylor, Baldock o Lansbury y la buena noticia de que Noble, Tomkins, Collison o Cole se quedaban en Upton Park, la afición se entusiasmó.

No fue tan bien visto, por otro lado, el fichaje de Carew, por ejemplo, y es entendible. La afición se ha cansado de las contrataciones de jugadores que hace unos años rendían y jugaban al máximo nivel pero que ahora ya no son lo que eran. Otros ejemplos de los últimos años han sido Mido, McCarthy o Guille Franco, entre otros. Todos ellos pasaron con más pena que gloria por el club y no consiguieron aportar nada.

Este es el miedo que tenemos ahora los aficionados hammers con el mercado invernal abierto. No queremos jugadores que vengan a pasearse, a dar los últimos coletazos de su casi extinta carrera deportiva.
Si el West Ham quiere confirmar y asegurarse un proyecto de futuro que dé resultados debe olvidarse de ellos y fijarse en gente, más o menos, joven pero sobretodo con hambre. Que sepan lo que es el club y que sepan que en el sitio en el que está no es el que se merece.

Por todo esto, cuando oigo nombres como los de Maeda me pongo a temblar. Si volvemos a acometer fichajes como éste, estaremos cometiendo los mismo errores que en el pasado y no habrá servido de nada la estancia en Championship (de darse el ascenso). 

En definitiva, teniendo las opciones de Rhodes (merece la pena un esfuerzo), Sharp, Maynard, Ridgewell, Whittingham y algún otro nombre que ha salido, dejen de traer a medianías.


0 comentarios to "No traigan a cualquiera"

Publicar un comentario