BLACKPOOL 1 WEST HAM 4


Imagen: whufc.com

Retorno a lo más alto por la puerta grande

BLACKPOOL: Gilks, Baptiste, Evatt, Cathcart, Crainey, Basham (K. Phillips 34´), Sylvestre (Dicko 46’ ), Ferguson, LuaLua (Bednar 46´), Fleck, M. Phillips.
Banquillo: Eardley, Wilson.

WEST HAM: Green, O´Brien, Reid, Faye (O´Neil 66´), McCartney, Tomkins, Noble, Collison, Faubert (Lansbury 54´), Vaz Tê, Maynard (Cole 82´).
Banquillo: Potts, Baldock.

GOLES: 0 – 1 Tomkins (min. 28); 0 – 2 Maynard (min. 32); 1 – 2 K. Phillips (min. 45); 1 – 3 O´Neil (min. 74); 1 – 4 Vaz Tê (min.90).

Partido para el recuerdo el vivido el martes en Bloomfield Road. Los aficionados del West Ham tardaremos mucho tiempo en olvidar una victoria como esta. No solo se pusieron muchas cosas en contra y se salió adelante sino que se consiguió antes un firme candidato al ascenso al final de temporada.

El West Ham, como comentamos en la previa del partido, viajaba a Blackpool con la “casi” obligación de ganar para volver a mandar en el Championship después de que el pasado fin de semana el Southampton nos arrebatara el puesto de honor de la categoría. El partido no iba a ser nada fácil y el estado del terreno de juego no iba a conceder nada pero los de Allardyce supieron sobreponerse a los factores adversos y se hicieron con tres puntos de oro que sirven para dar un aviso a los perseguidores. “¡Estamos aquí y no vamos abandonar el primer puesto!” pareció que quisieron decir los jugadores con su esfuerzo.

Yendo a la acción, los visitantes avisaron muy temprano de sus intenciones y se hicieron con el control del partido. Mientras el Blackpool no lograba encontrarse a sí mismo. Tanto es así, que muy pronto, en el minuto 28, Tomkins adelantó al West Ham. Un centro medido de Noble en una falta lateral la cabeceó a placer el central (ahora mediocentro). Conexión Academy. Sin solución de continuidad y para no dejar despertarse a los locales, en el minuto 32, el nuevo delantero del club Nicky Maynard se estrenó con su nueva camiseta gracias a un gran pase de Collison.

A partir de aquí, y como es bien sabido y conocido en los equipos entrenados por Big Sam, el West Ham comenzó a renunciar al juego de ataque y se centró en buscar contras. En propio campo, los hammers metían a diez jugadores detrás del balón siendo Maynard el único punto de referencia para algún posible "pelotazo".
Con el paso atrás el Blackpool se animó y comenzó a llegar a la portería de Green, cosa que no había hecho hasta pasada media hora de juego, y encontró premio justo antes del descanso. Kevin Phillips marcó de cabeza para acortar distancias y meter el miedo en el cuerpo.

Si haber recibido un gol justo antes del descanso en una de las pocas llegadas del rival no era poco castigo, en el minuto 53 de partido llegó la jugada que ha marcado el choque y que hará que sea recordado. Green salió del área a por un balón dividido con Bednar, llegó tarde y arrolló al jugador del Blackpool. Para no faltar a lo que viene siendo habitual en los últimos tres partidos, el jugador del West Ham fue expulsado. Con el guardameta son tres los jugadores expulsados en los últimos tres partidos.
Lo curioso no es que Green (recién convocado por Inglaterra) fuese expulsado sino que en el banquillo no había portero suplente y tuvo que ser Lansbury el que se pusiera los guantes y sustituyese a Faubert para situarse bajo palos.

La situación era límite. Una gran primera parte podía irse al traste y con ello la opción de volver a ser líderes pero resulta que el mediocampista cedido por el Arsenal no se estrenaba en estas lides. Ya tuvo que defender la portería de Inglaterra sub´21 en 2010. Tras ese partido, el mismo Lansbury aseguró que le encantaba jugar en esa posición.

Sea como fuere, el destino nos tenía guardada una sorpresa a los seguidores del West Ham en forma de victoria épica. Lansbury no solo no recibió ni un solo gol en su más de 40 minutos como portero sino que primero O´Neil (minuto 74) tras recoger un balón suelto en el borde del área y después Vaz Tê (minuto 90) tras jugada personal elevaron el marcador al resultado final de uno gol a cuatro.

El West Ham se ha acostumbrado a jugar con uno menos y este martes nos regaló una victoria deliciosa que sabe a más de tres puntos.

El mejor: Henri Lansbury. Sorprendió a muchos con sus dotes como guardameta.
El peor: Difícil elegir a un jugador tras el esfuerzo realizado por cada uno de ellos pero hoy el "premio" se lo lleva Robert Green por el sufrimiento que tuvimos que pasar con su expulsión.
El dato: Con este partido, son tres consecutivos en los que el West Ham acaba con un jugador menos. Millwall (Nolan), Southampton (Taylor) y Blackpool (Green). Además, siempre relativamente pronto.


0 comentarios to "BLACKPOOL 1 WEST HAM 4"

Publicar un comentario