SWANSEA 3 WEST HAM 0

Imagen: telegraph.co.uk

Los errores se pagan

Tras ganar el primer partido, el West Ham ha caído con estrépito en su visita al Swansea. Los errores de Jääskeläinen y  Collins lastraron mucho a un equipo que no mostró signos de recuperación en ningún momento.

SWANSEA
WEST HAM
Vorm
Jääskeläinen
Rangel
Demel
Chico
Collins
Williams
Reid
Taylor
McCartney
è  Davies 84’
Tomkins
Britton
è  Vaz Tê 45’
Michu
Noble
Dyer
Diamé
Routledge
è  Diarra 69’
è  Moore 81’
Nolan
De Guzman
Jarvis
è  Agustien 75’
Cole
Graham
è  Maïga 62’
Banquillo
Banquillo
Tremmel
Henderson
Tate
O’Brien
Gower
Taylor
Dobbie
Maynard
GOLES: 1-0 Rangel (min.19); 2-0 Michu (min.29); 3-0 Graham (min.64)


Swansea y West Ham se presentaban en el Liberty Stadium tras ganar su primer partido del año. Los dos contaban con tres puntos en su haber y hoy tocaba seguir sumando pero, desgraciadamente, los `Hammers´ se vuelven de Gales sin un mísero punto.

El West Ham comenzó muy intenso los primeros cinco minutos pero fue un mero espejismo. A partir de ahí el Swansea fue haciéndose paulatinamente con el control del juego. La banda izquierda sufría mucho con las acometidas locales y las subidas de Angel Rangel. El mismo lateral fue el que en una de sus incursiones logró el primer gol del partido. Un centro suyo, sin aparente peligro, se lo introdujo Jääskeläinen en su propia portería al intentar atajarlo. Grave error del portero pero no sería el último del equipo que vistió de azul oscuro.

El gol del lateral español llegó en el minuto 19. Aún quedaba tiempo por delante para poder sacar algo positivo pero no había señales de vida en el bando visitante. Cole parecía un islote entre Williams y Chico. Nolan en banda no aportó nada y el centro del campo nunca llegó a funcionar. Tomkins volvió al puesto de pivote defensivo (ya jugó ahí el año pasado) y sigue sin convencer. Noble y Diamé lo intentaron, con más corazón que cabeza, pero no consiguieron nada.

Mientras, en la línea defensiva seguía de “vacaciones”. Tras el error de Jääskeläinen, una cesión de Collins al portero finlandés se quedó muy corta y Michu, que andaba por allí, lo aprovechó para marcar el segundo de los `Swans´. El West Ham se quedaba hundido. Las caras del central y del portero eran un poema. Estaban con la cabeza fuera del encuentro merced a dos errores muy evitables. Aún con todo, al final de la primera parte llegó el momento de mayor lucidez.

Una sucesión de tres córners seguidos para el West Ham no acabó en gol de verdadero milagro. Primero Taylor, después Vorm y por último Rangel sacaban la pelota encima de la línea de gol después de tiros de Nolan, Cole y otra vez Carlton, respectivamente. Parecía el resurgir de los de Allardyce pero, una vez más, nos quedamos con las ganas.

La segunda parte tuvo claro color blanco. El West Ham no estuvo, no apareció y se limitó a abortar de la mejor manera posible las continuas ocasiones de las que disponían los jugadores del Swansea. Entró Vaz Tê por Tomkins en el descanso pero la cosa no mejoró. El equipo seguía defendiéndose como buenamente podía. Empleando dureza en algunas ocasiones. Las tarjetas amarillas a Reid y Nolan, casi seguidas, y la de Collins al final del partido dan buena cuenta de ello.

Todos sabemos como acaba el refrán que empieza por “tanto va el cántaro a la fuente”. Eso, exactamente, fue lo que pasó. En el minuto 64 llegó el tercero. Otra vez por la banda derecha. Centro y remate a gol de Graham tras un buen movimiento del delantero de Gateshead. Si había pocas esperanzas de sacar algo positivo, tras el tercer gol se dictaba sentencia.

Allardyce dio entrada a Maïga y Diarra por Cole y Diamé, respectivamente, pero nada cambió. El West Ham siguió sin aparecer, sin generar la más mínima sensación de peligro y los de Laudrup se limitaban a mover la pelota de esa forma tan clásica que el año pasado les hizo famosos.

En definitiva, resultado justo para los méritos de unos y otros. El West Ham no mereció sacar ni siquiera un punto. Fue barrido por un Swansea muy superior. La cosa es ¿qué hubiese pasado si no se cometen los dos errores del principio? ¿podría haber sacado algo el West Ham? Nadie lo sabe. Se escapa una oportunidad de sumar y ahora toca centrarse en el Fulham. Del Boleyn sí que no se puede escapar ni un punto contra equipos de media tabla baja.


El mejor: Jarvis. No hizo un gran partido pero sus centros en algunas faltas laterales y alguna jugada aislada fueron lo único que llevó peligro a la portería de Vorm.

El peor: Todos cometemos errores pero hoy se llevan el calificativo Jääskeläinen y Collins por sus fallos. Seguro que en el próximo partido va todo mejor.

El dato: Desde hacía quince años no jugaba el West Ham en Swansea. La última vez fue en 1999 y también se perdió. Mal lugar para jugar.

Próximo partido: West Ham – Crewe Alexandra, segunda ronda de la Copa de la Liga (Capital One Cup).  Martes 28 de agosto. 19:45h (UK)


0 comentarios to "SWANSEA 3 WEST HAM 0"

Publicar un comentario