TOTTENHAM 3 WEST HAM 1

Imagen: thetimes.co.uk

El Tottenham golpea muy duro al West Ham

Dura derrota ante un rival histórico. El West Ham aguantó los embistes iniciales del Tottenham pero el gol de Defoe frenó el plan establecido. El dominio, en general, de los de Villas-Boas hace que el resultado sea justo. Carroll marcó su primer gol pero de poco sirvió.

TOTTENHAM
WEST HAM
Lloris
Jääskeläinen
Walker
O’Brien
Caulker
Tomkins
Dawson
Reid
Vertonghen
McCartney
Sandro
Diamé
è  Livermore 86’
Noble
Huddlestone
O’Neil
Lennon
è  Taylor 55’
è  Dembélé 79’
Nolan
Dempsey
è  Cole 68’
Bale
Maïga
Defoe
è  Jarvis 31’
è  Sigurdsson 90’
Carroll
Banquillo
Banquillo
Friedel
Spiegel
Gallas
Collins
Naughton
Demel
Carroll
Moncur

GOLES: 1 - 0 Defoe (min. 44); 2 - 0 Bale (min.58); 3 - 0 Defoe (min. 64); 3 -1 Carroll (min. 82)

Tottenham y West Ham llegaban al partido muy igualados en la clasificación. Sólo un puesto y dos puntos les separaban antes de que Andre Marriner pitara el final del encuentro. Esto era algo que hacía muchos años que no pasaba y hacía albergar esperanzas a los nuestros. Eso y la racha de tres derrotas consecutivas de los “Spurs” ayudó a confiar en un resultado mejor que el logrado.

Dominio inicial y ocasiones para el Tottenham

El partido comenzó como se preveía. Los locales pronto se hicieron con el dominio del balón y las ganas de dar una alegría a los suyos empujaban a los jugadores. Mientras el West Ham trataba de contrarrestar ese ímpetu defendiendo como podía y permitiendo, únicamente, lanzamientos lejanos. El problema es que Huddlestone o Bale tienen un gran golpeo desde lejos. Así fue como llegó el primer aviso serio de los de casa. Bale, en el minuto 11, se sacó un zurdazo de la manga que impactó contra el larguero de la portería defendida por Jääskeläinen.

La mejor ocasión del Tottenham hizo que se vinieran arriba. Querían un gol cuanto antes y Dempsey lo tuvo en sus pies. Otro disparo desde fuera del área, esta vez por parte del mediapunta estadounidense, hizo que el guardameta del West Ham se emplease a fondo. Esta fue la mejor ocasión después del aviso de Bale pero a partir de aquí los visitantes empezaron a espabilar.

Cierta mejora del West Ham pero gol de Defoe

La mejora de los de Allardyce tuvo mucho que ver con la entrada de Diamé en el partido. El senegalés se está haciendo muy importante en el medio del campo de los “Hammers” y hasta que no empieza a funcionar él, al equipo le cuesta mucho. Lo dicho, Momo empezó a sentirse más cómodo y se quitó de encima la presión de Sandro sobre su marca. El West Ham no llegó a mostrar peligro en la portería rival pero por lo menos alejó al Tottenham de su propia área y cuando parecía que estaba todo más o menos controlado y que el partido se iba al descanso con empate a cero apareció Defoe.

El delantero criado en la Academia del West Ham siempre aparece en los partidos contra el que fue su equipo, siempre, y en una magnífica jugada individual hizo el primer gol del partido en el minuto 44. Jermaine Defoe controló el balón en el medio del campo tras un rechace de su defensa, empezó a conducir y a regatear adversarios con la electricidad que le caracteriza y cuando llegó al área no se lo pensó y mandó el balón al fondo de la red. Mazazo.

El Tottenham sentencia el partido pronto...

El comienzo de la segunda parte tuvo un guión parecido al de la primera. El Tottenham comenzó avisando muy pronto por medio de Bale. El galés mandó una falta a escasos centímetros de la escuadra de Jääskeläinen. Acto seguido, en una jugada aislada, el West Ha tenía la más clara del partido hasta el gol de Carroll pero Jarvis no consiguió batir a Lloris, que se mostró muy seguro.

A partir de esta jugada, el Tottenham apenas permitió alegrías del West Ham en ataque y fueron ellos los que atacaron sin piedad. La defensa se mostró algo más blanda de lo que acostumbra, recordando a lo visto en Swansea, y Dempsey lo aprovechó para mandar el balón al travesaño y acto seguida se inventó una delicia de asistencia para que Bale anotara el segundo de su equipo en el minuto 58. Las cosas se ponían más complicadas aún pero cuando se pusieron imposibles fue en el minuto 64. Defoe anotó el tercero y sentenció el partido. Si no lo estaba ya.

...y lo duerme después

Desde entonces los locales durmieron el partido a las mil maravillas y el West Ham no sabía por dónde salir. No había ideas y sólo en el minuto 82 Carroll metió algo de miedo a los allí asistentes marcando su primer gol con la “claret & blue”. De poco servía pero era importante que nuestro delantero volviese a marcar. Si algo bueno se puede extraer del partido es esto, que Carroll puede ganar algo de confianza de cara a puerta.

El partido terminó y dejó un sabor amargo a los seguidores del West Ham. Quizá esperábamos algo más. Sabíamos que era una plaza tremendamente complicada pero queríamos ver una buena actuación de los jugadores. Como contra el Arsenal. Se perdió pero se mostró carácter y se merció algo más. Ojalá esto sirva para aprender de errores y para que haya otra actitud en Old Trafford este mismo miércoles. No ha comenzado bien la serie de partidos contra los de arriba pero seguro que no todos van a ser como el de White Hart Lane.

El dato: 12 años lleva el West Ham sin ganar en White Hart Lane.

Próximo partido: Manchester United - West Ham. 28 de noviembre en Old Trafford. 21:00 horas.


0 comentarios to "TOTTENHAM 3 WEST HAM 1"

Publicar un comentario