La importancia de Diamé

Imagen: sportsdirectnews.com

Corría el minuto 73 de partido. West Ham y Liverpool libraban una bonita batalla en la que los primeros tenían ventaja pero desde ahí, desde ese minuto, todo se torció. Parecía que el West Ham iba a ser capaz de tumbar a otro de los grandes de la Premier League tras su victoria ante el Chelsea pero en la banda derecha, allí donde acaba el campo y empieza a erigirse la Alpari Stand, se apagaron las luces. Mo Diamé cayó al suelo fulminado con lo que parecía una clara rotura muscular y, con él, cayó también su equipo. Casualidad o no, fue irse el número 21 del campo y comenzar la remontada de un Liverpool que acabaría llevándose los tres puntos a orillas del Mersey.

El principio del apagón llegó recién comenzado el segundo acto. Momo y Sterling chocaron y el senegalés se llevó la peor parte. Aún con todo siguió jugando y puede que esto fuese lo que acabase con las fibras de su muslo izquierdo. Acabado el partido y hechas ya las pruebas médicas oportunas nos encontramos con la mala noticia: Diamé estará de baja de ocho a doce semanas. Casi nada. Y es ahora cuando infinidad de preguntas asaltan a cualquier aficionado del West Ham: ¿qué pasará sin Diamé? ¿será, el equipo, capaz de sobreponerse a su baja? ¿se notará su ausencia? ¿quién le suplirá? Todo preguntas y pocas respuestas. Por ello vamos a intentar arrojar las primeras luces a la caída de plomos surgida en The Boleyn Ground el domingo en torno a las 17:30 (UK). Se agradecerán interacciones a través de la opción “comentarios”.

En cuanto a qué pasará con el equipo sin Diamé, no cabe duda de que el jugador procedente del Wigan ha realizado un gran impacto desde su llegada. Ante propios y extraños. Pocos podían augurar un rendimiento tan bueno en un jugador que no le costó nada al club. Será una baja acusada, sí, pero hasta este año el West Ham ha sabido competir sin él. El equipo está por encima de los jugadores y seguro que hay otro miembro de la plantilla que puede suplir su ausencia. Sin su despliegue físico pero aportando otras cosas.

Como decía, su baja se va a notar. Entre él y Noble sostienen al equipo. Para los que hayan visto poco o nada al West Ham este año, Diamé viene a ser el Yaya Touré del equipo. El prejuicio natural de muchos amantes del fútbol que dice “jugador africano, jugador de contención” no vale para él. No sólo contiene, Diamé es mucho más. Basta con decir que Noble es el mediocentro más defensivo de los dos. Mo tiene libertad para moverse a su antojo y cuando se siente cómodo el equipo mejora sustancialmente.

La pregunta que dice que si el equipo sabrá sobreponerse a su baja es difícil contestarla ahora. Depende de lo que proponga Allardyce con su ausencia. Vienen partidos complicados (WBA, Everton, Arsenal) y sabremos de lo que es capaz el sustituto de Diamé. A colación de esta pregunta se sirve otra: ¿quién le suplirá? Para responder a esta otra cuestión algo sí que está claro y es que Tomkins no debe jugar ahí. Soy un firme defensor del central inglés. Creo que va a ser muy bueno (si no lo es ya) pero en su posición, en el centro de la defensa. En los pocos partidos que le hemos podido ver en el medio del campo se le ha visto perdido, sin rigor alguno y con dificultades a la hora de mover el balón. El problema es que el entrenador lo sigue poniendo teniendo a O’Neil en el banquillo. El fino jugador que llegó del Boro se acomoda a esa posición. Sin el despliegue físico de Diamé, será capaz de correr y sacrificarse por el equipo para que Noble pueda dirigir el juego sin desgastarse excesivamente en labores defensivas. A día de hoy parece la solución más lógica si a Allardyce se le pasan esos “ataques de entrenador” que le dan cuando decide que Tomkins es centrocampista.

Tampoco hay que olvidar que esta semana vuelve a entrenar con el grupo Alou Diarra. El francés apenas ha participado con su nuevo equipo por culpa de la irrupción de Diamé y por una lesión que le ha tenido castigado desde hace muchas semanas. Ahora vuelve y, aunque le costará volver a ponerse en forma, es su momento. Es la oportunidad que estaba esperando para poder hacerse con un hueco en el once titular. Deberá pelear por ello.

En definitiva, la lesión de Diamé va a dejar un espacio difícil de cubrir pero hay que tener fe en este equipo. Seguro que hay otro jugador que puede hacerlo igual de bien, aunque sea de otra manera. Momo es muy importante, como bien dice el título de la entrada, pero no imprescindible. O eso espero.


5 comentarios to "La importancia de Diamé"

  • Me gustaría saber la opinión de todos los que leéis el blog. Por ello os propongo varias preguntas:

    1.- ¿Qué pasará sin Diamé?
    2.- ¿Será, el equipo, capaz de sobreponerse a su baja?
    3.- ¿Se notará su ausencia?
    4.- ¿Quién debería suplirle?

  • 1. El equipo lo notará muchísimo, estaba sosteniendo el mediocampo él solito. Habrá que pedirle más esfuerzo a Noble en tareas defensivas.
    2. Va a ser complicado. Sin Diamé habría que evitar que el balón pasara por el centro del campo lo máximo posible, y con Carroll aún fuera el juego directo se resiente, pese a que Cole también sea fuerte en ese aspecto.
    3. Creo que en los dos puntos anteriores ha quedado bastante claro...
    4. Alou Diarrá es el hombre. Tiene experiencia, ha jugado en buenos equipos y esa posición le viene como anillo al dedo. Hasta que se ponga a tono (esta semana ya le daría minutillos) pues O´Neil y a apretar los dientes.

    Espero que valga...

  • Muchas gracias doctor. ¡Un placer tenerte por aquí!

  • 1. Intentaran que no pase nada confiemos en que SAM tenga la clave..
    2 Si sera capaz metiendo mas presion arriba, presionando mas y estando las lineas mas juntas, todos trabajando se podra conseguir mas
    3. Se notara claro pero ya he dicho como se puede notar menos.
    4 alou. O neill o intentarlo con moncu y rezemos no se pierda estas buenas sensaciones
    Lucha, fe y suerte

  • 1 lo que pasara es que gracias a su lesion no se ira en enero que es lo que el mercenario queria hacer
    2 por supuesto que que sera capaz, trotones como este lo hay a puñados, parece que se os olvida que este venia de jugar con el linares el rayo y el wigan donde ni siquiera jugaba y es de los`pocos jugadores que incluyo una clausula de 4 millones para firmar por los irons, tipico de los africanos, si juego bien me voy, si la cosa sale mal a chupar del bote hammer y no me voy ni con agua caliente
    3 no se notara
    4 mientras no ponga a tompkins como el otro dia diarra me sirve aunque no este recuperado del todo. Sam tompkins es defensa a ver si te enteras que le vas a joder la vida al pobre poniendole en el centro

Publicar un comentario