FULHAM 3 WEST HAM 1

Imagen: guardian.co.uk
Sigue la mala racha

Un comienzo dubitativo lo aprovechó el Fulham para adelantarse en el marcador. El West Ham reaccionó nada más comenzar la segunda parte pero rápidamente volvió a cometer los errores a los que acostumbra últimamente. Sólo hemos sumado cinco de los últimos 27 puntos. Comienza la preocupación.

FULHAM
WEST HAM
Schwarzer
Jääskeläinen
Riether
Demel
Senderos
è  Taylor 67’
Hangeland
Tomkins
Riise
Reid
Sidwell
O’Brien
Karagounis
Diamé
è  Baird 66’
Noble
Duff
Nolan
Ruiz
Joe Cole
è  Dejagah 66’
è  Carroll 76’
Berbatov
Jarvis
è  Petric 75’
Chamakh
Rodallega
è  Carlton Cole 56’
Banquillo
Banquillo
Etheridge
Henderson
Hughes
Pogatetz
Frimpong
O’Neil
Davies
Vaz Tê
GOLES: 1-0, Berbatov (min. 10); 1-1, Nolan (min.48); 2-1, Rodallega (min. 49); 3-1, O'Brien (p.p.) (min. 90)

Fulham y West Ham llegaban al partido con la necesidad imperiosa de sumar. Ninguno de los dos equipos ha realizado un buen mes de enero y sólo habían conseguido una victoria. Casualidades del fútbol, las dos el mismo día, el uno de enero. Por ello, el choque se antojaba interesante e importante para ambos bandos.

Los locales, sabedores de ello y con el inestimable apoyo de su afición, comenzaron muy metidos. Durante los primeros minutos su presión agobiaba al West Ham, que no sabía salir de su propio campo. Sidwell y Karagounis se hacían fuertes en el medio del campo como queriendo dejar claro quién mandaba allí y, por supuesto, las primeras ocasiones no tardaron en llegar. Bryan Ruiz fue el primero en avisar de que su equipo había salido a ganar desde el minuto uno. Sólo un minuto después, Duff cruzaba en exceso su disparo tras una mala salida de balón del West Ham y, otra vez, al minuto, llegó el primer gol de la noche.

El dominio inicial del Fulham tuvo premio

Tras dos intentos fallidos Berbatov no perdonó y tras un saque de falta que parecía perderse por la línea de fondo apareció el búlgaro para adelantar a los suyos con la cabeza. El West Ham pidió fuera de juego pero la jugada deja muchas dudas incluso viéndola por la televisión. A partir de ahí, los de casa empezaron a regular sus esfuerzos. Ya iban por delante y empezaron a echarse hacia atrás poco a poco.

A pesar del repliegue del Fulham, el West Ham seguía impreciso. Los pases no iban dirigidos donde debían y casi les cuesta otro gol en contra con una pérdida de Nolan cuando su equipo salía al ataque. Senderos, Hangeland y Schwarzer cerraban a la perfección su portería y hasta el minuto 25 no tuvo lugar el primer acercamiento de los “Hammers” a la portería contraria. Jarvis cabeceó alto un centro de Demel. Dicho remate y otro de Nolan que salió lamiendo el poste fueron los únicos alardes ofensivos de un West Ham que no disparó entre los tres palos en los primeros cuarenta y cinco minutos. El Fulham seguía a lo suyo y se contentaba con defender bien y salir con contras bien dirigidas y terminadas por Berbatov. Con un West Ham impotente y un Fulham eficaz se alcanzó el final de la primera parte.

Intenso comienzo de la segunda parte

La segunda parte nos dejó un comienzo de locura. Los visitantes salieron del vestuario con otro ánimo y consiguieron meter a todos los rivales en su campo durante los primeros instantes. Parecía otra cosa totalmente distinta a la primera mitad y fruto de este inicio a tumba abierta llegó el gol del empate muy rápido. En el minuto 48, Noble sacó una falta rápidamente y Nolan, muy atento, aprovechó para hacer el empate ante la caraja local. El partido se volvía a abrir y daba la sensación que lo que quedaba por delante iba a ser muy entretenido pero no fue así.

Al minuto exacto del gol de Nolan, cuando los aficionados visitantes todavía celebraban el gol de su equipo, Rodallega volvía a colocar por delante a su equipo. Poco le duraba la alegría a un West Ham que no se repuso de la rápida reacción del rival. Volvieron las imprecisiones y los cambios desordenaron a un equipo que parecía, en algunos momentos, desesperado. Por si no fuera poco, y tras una repetición perfecta de la primera parte, aún les quedaba un gol por recibir. El Fulham volvió a cerrarse un poco y los hombres más adelantados del West Ham no estuvieron finos y no encontraron la forma de hacer daño al otro bando. Los contraataques de los “Cottagers” volvieron a ser el denominador común del equipo durante la segunda parte y gracias a ellos llegó la sentencia en el minuto 90. Petric disparó sin apenas ángulo un balón que repelió como pudo Jääskeläinen y, tras tocar en el poste, golpeó en O’Brien y se coló.

Los de casa se llevaban los tres puntos y ponían punto final a su mala racha a costa de un West Ham que no levanta cabeza y que sigue viviendo del “colchón” de puntos logrado al principio de la temporada.


0 comentarios to "FULHAM 3 WEST HAM 1"

Publicar un comentario