Vencer o sufrir



Previa del West Ham - Tottenham (25 de febrero de 2013)

Después de 15 días sin competir, el West Ham vuelve a jugar un partido de Premier League. Y no será un partido más. El Tottenham visita The Boleyn Ground para disputar el que será el noveno (y penúltimo) derby de Londres para los nuestros.

Tras los partidos disputados el fin de semana, la situación en la tabla queda con el West Ham a seis puntos del descenso y es que la racha del mes de enero (cuatro puntos de 15) y la derrota en Villa Park han acercado al equipo a la zona caliente. Bien es cierto que la distancia aún es relativamente holgada pero cuanto menos nos acerquemos a esos puestos, mucho mejor. Por eso, una victoria hoy valdría su peso en oro. Por los tres puntos, por distanciarnos a nueve del Aston Villa, por la memoria de Bobby Moore (al que hoy se le rendirá un merecido homenaje al cumplirse ayer 20 años de su muerte) y porque el rival es el Tottenham.

El rival

Los vecinos del norte de la ciudad se sitúan cuartos en la clasificación. Tras un comienzo de temporada algo errático, el equipo de Villas-Boas se ha convertido en un conjunto muy difícil de ganar que, además, tiene entre sus filas a un Gareth Bale en estado de gracia. Buena parte del partido de hoy pasa por frenar al galés.

Como iba diciendo, el crecimiento del Tottenham es un hecho y hoy tienen las posibilidad de asaltar la tercera plaza de la competición. Una victoria en The Boleyn Ground les valdría para desbancar al Chelsea de dicha posición. Seguro que quieren alcanzarla lo antes posible pero para ello, el técnico portugués, no podrá contar con el ex-hammer Jermain Defoe, Huddlestone, Sandro y Kaboul. Todos lesionados.

West Ham

Como dice el título, el partido de hoy marcará cuál será el objetivo de aquí a final de temporada. Vencer y vivir los próximos partidos con cierta calma y menos presión o perder y tener que sufrir hasta final de temporada para salvar la categoría. Cierto es que la distancia es, todavía, suficiente pero el carácter del aficionado medio del West Ham es pesimista y por ello, una derrota hoy encendería las alarmas de más de uno. Las mías, por ahora, no pero hay para todos los gustos.

Para intentar derrotar a los Spurs, Allardyce no podrá contar con George McCartney. O’Brien y Collins parecen estar recuperados de sus lesiones y Maïga vuelve a ser seleccionable tras volver de la CAN. Hacía muchos partidos que el técnico de Dudley no tenía tanto donde elegir.

Último enfrentamiento

Los recuerdos de la última vez que el Tottenham visitó el templo hammer son muy positivos. Todo ha cambiado mucho desde aquel 25 de septiembre de 2010 en el que un gol de Piquionne dio la victoria al West Ham. De aquel once titular sólo continúa Mark Noble como jugador disponible. Digo esto porque Piquionne sigue perteneciendo al West Ham pero no volveremos a verle jugar con el primer equipo. De toda la convocatoria de entonces, sólo Noble y Carlton Cole siguen en el equipo. Muchos cambios que, por ahora, han funcionado. A las pruebas me remito.

El partido de hoy parece una final pero no lo es. Es un partido muy importante, mucho, pero no será definitivo. Hoy vamos a poder ver un partido muy especial, con homenaje a Bobby Morre incluido. Un choque que tardará en ser olvidado y que seguro que permanecerá en la memoria de todos los que estén en el estadio por mucho tiempo. Disfrutemos del fútbol y de que el West Ham vuelve a competir. El resultado vendrá rodado de la increíble atmósfera que se respirará hoy en el East End. No os lo perdáis.


0 comentarios to "Vencer o sufrir"

Publicar un comentario