Los apuntes del Newcastle - West Ham


Un punto más. Ya sumamos cuatro de seis. No es mal comienzo. Ya sólo restan 36 para conseguir el objetivo primero, la salvación. Quizá se podría haber ido a por el partido pero, como dice el refrán, “más vale pájaro en mano que ciento volando”. Aplicado a lo de ayer: más vale ganar un punto que ir a por los tres y perderlo todo.

Probablemente éste sea un planteamiento poco ambicioso pero soy consciente de que mi equipo es el West Ham, no el Manchester City o el Chelsea. Sé que no podemos ir a ganar a todos los estadios. Sería una locura y un punto en St. James’ Park es algo que habríamos firmado cuando el equipo se entrenaba en Cork esta pretemporada. Como equipo modesto, el West Ham debe hacerse fuerte en casa y pelear fuera lo que buenamente pueda y eso es lo que se está haciendo hasta el momento.

Ayer pudimos ver uno de los partidos más aburridos y feos de lo que llevamos de Premier. Seguramente esté en el “top 3” de los encuentros más insípidos cuando acabe la temporada pero a pesar de ello, no fue negativo. Ya sabíamos que no íbamos a ver fútbol de toque pero ¿y qué? No hay problema mientras el equipo siga sumando. Vamos, así lo veo yo.

Misma alineación salvo Joe Cole

Allardyce alineó los mismos jugadores que contra el Cardiff con una sola variante. Downing entró en el puesto de Joe Cole. Algo extraño si tenemos en cuenta que el “26” fue de lo mejor de la primera jornada pero, claro, sus méritos habrá hecho Stewart o sus deméritos Joe. Lo que sigo sin ver con buenos ojos es la posición de Downing.

Durante su primer año en Anfield, Dalglish se empeñó en colocarlo en la banda derecha y el resultado fue el que todos conocemos. Ahora Allardyce vuelve a colocarlo ahí y volvió a demostrar ciertas deficiencias jugando a banda cambiada. Si el planteamiento era cerrarse atrás, de manera envidiable, eso sí, para buscar la contras lo mejor habría sido colocarlo en la izquierda para explotar su velocidad. Jugando a banda cambiada sólo aportó en estático y no supo hacer negocio con los contraataques por culpa de su poca confianza en su pierna “mala”.

Pensando, puede ser que al no estar Carroll y Maïga no ser tan referente como él, Allardyce prefiera no colgar balones al área que nadie va a rematar. Esperaremos a que se recupere Andy para ver si cambia la posición de Downing en el campo. Me preocupa porque creo que es un jugador muy aprovechable pero si se siguen cometiendo los mismos errores, su fichaje no valdrá de nada.

Gran labor en defensa

Cambiando de tema, debo decir que la línea defensiva volvió a rendir a las mil maravillas. Es bien sabido que yo soy un gran defensor de Tomkins pero si Reid y Collins (de lo mejor del partido) siguen a este nivel, lo tendrá difícil para entrar en el once. Demel parece haber mejorado sus prestaciones y O’Brien cada día me gusta más. No destaca en nada pero siempre cumple. Siempre está ahí y difícilmente se equivoca.

Pasando al medio del campo, aunque no fue un partido que se pueda calificar como funesto, la dupla Diamé – Noble no funcionó como acostumbra. Después del partido contra el Cardiff dije que la aportación de Diamé eleva el nivel del equipo pero ayer no consiguió arrancar. Además, en algunos momentos, se vieron sobrepasados por la fuerza del centro del campo del rival. La poca ayuda de Nolan en labores defensivas pudo ser uno de los motivos.

El capitán pasó desapercibido por completo pero a pesar de ello, y por su capacidad para estar en el sitio adecuado en el momento oportuno, tuvo la opción más clara para marcar pero remató mal. De Downing ya hemos hablado y Jarvis, como habitualmente, siempre es un peligro si recibe balones en condiciones. Él es el jugador que puede desequilibrar pero ayer no lo consiguió con la frecuencia que acostumbra.

Por último, Maïga tuvo un partido muy similar al anterior. Ganó varios balones aéreos (el que más) pero hasta ahí se puede leer. Sigo pensando que no vale para jugar como referente en un equipo con un estilo como el del West Ham. Eso sí, para jugar tirado a banda me parece un jugador muy interesante.

Partido tedioso pero seguimos sumando

El partido, a pesar de lo aburrido que fue, nos dejó dos notas interesantes. Una: Allardyce sólo hizo dos cambios. El técnico suele hacerlo en partidos igualados que por cualquier error pueden decantarse. Prefiere no meter a un jugador frío para evitar un fallo que suponga perder en dos minutos lo conseguido en ochenta. La segunda nota fue el debut de Ravel Morrison en Premier con el West Ham. Lo hizo con guantes. ¡En agosto! Sustituyó a Diamé y este movimiento no lo entendió casi nadie. La posición natural de Ravel es la de Nolan pero ‘Big Sam’ tiene que ver muy mal las cosas para sacar del campo al capitán.

En definitiva, el partido apenas dejó aspectos importantes en los que podamos fijarnos. Buena labor defensiva y poco más. No es poco, lo sé, pero el que tuviese el valor de ver el partido sabrá que se pueden sacar pocas conclusiones. De esas pocas, yo saco dos: llevamos cuatro puntos de seis posibles y todavía no nos han marcado gol. Llamadme optimista pero el empate de ayer me gustó.  

Fotografías de la página oficial en Facebook del West Ham y de Action Images.


2 comentarios to "Los apuntes del Newcastle - West Ham"

Publicar un comentario en la entrada