Los apuntes del West Ham - Cardiff


Primer partido de la temporada y primeros tres puntos. No hay nada como escribir sobre una victoria. Sea como haya sido la misma. Es por eso que estas líneas salen prácticamente solas. Esta temporada no creo que escriba crónicas para el blog, sólo lo haré para Vavel. En cambio escribiré después de cada partido, con las ideas más reposadas, sobre lo que ha sido el encuentro para mí. Una opinión muy personal de la que, obviamente, no debéis compartir todo. Servirá como “paño de lágrimas” para un servidor.

Vayamos a ello empezando por el principio. The Boleyn Ground volvía a escena y lo hacía con un pequeño lavado de cara. Fuera ya la publicidad de Macron y SBOBET, Adidas y, sobre todo, Alpari se hacían con la gran mayoría de los carteles del estadio. En la cubierta del East Stand ya aparecen los logos de las dos empresas flanqueando un enorme escudo del West Ham y a través de la emisión del partido pudimos comprobar la enorme cantidad de nuevos paneles que Alpari ha colocado por todo el estadio. Disfrutemos de este estadio mientras podamos. Seguro que lo echamos de menos.

Sorpresa en el once inicial

Dentro de este marco se disputó el primer partido. Partido que dejó su primera sorpresa en el once inicial. Pocos podíamos esperar la titularidad de O’Brien por delante de Rat. Quizá por delante de Demel pero el rumano ha realizado una buena pretemporada y, al fin y al cabo, es zurdo. Cosas del bueno de Sam.

Siguiendo con el once titular, otra sorpresa (aunque quizá no tanto) fue la aparición de Maïga como nueve. Realmente no hay delanteros de los que poder hacer uso si Carroll está lesionado pero al jugador de Mali nunca le habíamos visto en esa posición y se le notó. Modibo no está para jugar de cazagoles en Premier. Tiene calidad de sobra para funcionar como extremo a banda cambiada pero no como única referencia en la punta de ataque. La conclusión es clara: o se ficha un delantero antes de que acabe el mercado o vamos a tener un problema si Andy Carroll no es capaz de resistirse un poco más a las lesiones.

Hablemos ahora de temas positivos. Matt Jarvis, a pesar de no realizar un partido memorable, entregó una asistencia. Si nos basamos en los datos de la temporada pasada, ya ha superado su cifra en lo que a pases de gol se refiere. Siempre ha sido un jugador que me ha entusiasmado y espero que este año sea el suyo. La temporada en la que incluso pueda volver a la selección inglesa.

Básico Diamé y buenos minutos de Downing

Siguiendo con temas interesantes para el futuro a corto plazo del equipo, Diamé sigue en la disciplina hammer. Dudo mucho que con el mercado casi agonizando se le presente una oferta interesante. Remarco este aspecto como positivo porque cuando al senegalés le da por jugar como sabe, el nivel del equipo asciende notablemente. Su poderío unido a su calidad individual le hacen un jugador clave que, además, se complemente perfectamente con Mark Noble. Uno pone la garra, el entusiasmo y otro pone la tranquilidad y la profesionalidad. Hacen una pareja fantástica en el centro del campo.

Siguiendo por el buen camino, tendré buenas palabras para Downing. Si bien su cambio no me ha gustado en su momento, el nuevo extremo del club ha ofrecido frescura al West Ham cuando el partido entraba en una zona determinante. Los dos equipos estaban atascados y no sabían por qué lado romper la igualdad. Entonces ha sido cuando Sam Allardyce ha decidido hacerle entrar en el verde. En la banda derecha y sustituyendo a Jarvis. No parecía la mejor idea pero ha funcionado y Downing ha conseguido desbordar y colgar centros al área con peligro. A pesar de lo interesante que me ha parecido su participación, preferiría verle en la banda izquierda en un futuro. En la banda derecha era donde le ponía Dalglish y el resultado es bien conocido.

Nolan, su romance con el gol y un rejuvenecido Joe Cole

Por último, y no como nota negativa pero sí como recordatorio, aparece Kevin Nolan. El número cuatro tiene un extraño idilio con el gol para no ser delantero. Tiende a estar en el lugar adecuado y en el momento oportuno y eso le hace salvar muchas de sus actuaciones. Su partido no ha sido un dechado de virtudes y este año no podrá relajarse como hizo el año pasado en algunos tramos de la temporada. Ravel Morrison aprieta desde atrás y tampoco va mal a la hora de ver puerta.

Joe Cole anotó el primer gol del año. Con este tanto suma tres desde que llegó de nuevo al West Ham. Los mismos que en toda su etapa en Liverpool. Además, no sólo aportó el gol. Sus internadas por la banda, las caídas hacia el centro y sus centros al área ayudan a hacer del West Ham un mejor equipo. Parece haberle sentado bien la vuelta a casa. Que dure.

En fin, buen reencuentro con la Premier. Victoria, tres puntos, portería a cero, debut de Downing y seguimos siendo fuertes en casa. Parece que nada ha cambiado en este aspecto. Esperemos que si haya cambiado algo cuando juguemos de visitantes. El próximo día 24 podremos comprobarlo. Con el mismo resultado que el año pasado me conformaría. No sería mala forma de empezar todo esto.

P.D: Si os habéis quedado con ganas de más, aquí os dejo la crónica escrita para Vavel.com.


1 comentarios to "Los apuntes del West Ham - Cardiff"

  • Parece que este año una de las incógnitas que no pudimos despejar seguirá dando que hablar. Qué ocurre con James Tomkins. Creo que todos estamos de acuerdo en que por calidad y proyección debería ser un valor seguro en la defensa, pero una y otra vez parece que no termina de arrancar o directamente no convence a Allardyce.
    Lo dejo como tema recurrente enlazándolo con las apreciaciones que ha escrito Mauro puesto que una vez más muchos lo esperábamos en la defensa y no fue de la partida.

Publicar un comentario